Maratones Por Aquí, Maratones Por Allá

  • Sin Comentarios
  • 947
  • 1
Maratones Por Aquí, Maratones Por Allá

Si algo ha caracterizado a esta década, en lo que tendencias de marketing se refiere, es el surgimiento de los maratones como táctica de publicidad y relaciones públicas por parte de las empresas. Antes era común pensar que organizar carreras en las ciudades sería atractivo únicamente para empresas que se pudieran relacionar con la salud, el deporte y correr, como por ejemplo:

  • Consultorios médicos
  • Servicios de Fisioterapia
  • Bebidas no alcohólicas
  • Alimentos energizantes
  • Calzado deportivo
  • Ropa deportiva

No obstante, hoy en día vemos a todo tipo de marcas organizar y patrocinar estos eventos. Asimismo la tendencia de correr ha llenado las redes sociales de fotografías y contenido de todo tipo de gente que habla de sus marcas personales, metas futuras y cuánto corre al día. A muchos otros les importa leer esta información de sus contactos, tan poco como saber lo que comieron (que hace años saturaba a Instagram y a Facebook). ¿Qué beneficios trae para el público y las marcas?

Es importante remarcar que no es una tendencia local. En todo el mundo se organizan maratones, medios maratones y otras carreras, con múltiples propósitos. De hecho ya no es sólo una estrategia de marca, sino una industria entera con un valor de $1.4 mil millones de dólares, según Fortune.

El componente psicológico en la audiencia es una de las razones del éxito financiero de esta tendencia. Se distinguen dos pasos claramente en el contacto con el público: aquellos que corren y aquellos que no corren, pero conocen a los corredores. Eventualmente muchos de los miembros del segundo grupo son invitados a participar y generan más beneficios para las empresas involucradas.

Terminar una carrera es una meta cumplida y genera tanto expectativa (previamente) como satisfacción (posteriormente), por tanto la gente expone información sobre la carrera (y sus patrocinadores). Si añadimos a esta fórmula el entrenamiento y la preparación necesarios para terminar una carrera, vemos cómo se convierte en un estilo de vida para los participantes. Poco a poco dedican la mayoría de su tiempo libre alrededor de esta actividad.

Desde el punto de vista del marketing esta situación es un éxito completo: involucrarse en el día a día de la audiencia y moldear un estilo de vida en los clientes potenciales no tiene comparación. Además las invitaciones entusiastas atraen a más y más personas a las carreras.

Al saber esto, no resulta extraño que la mayoría de los corredores que son audiencia objetivo de las marcas, pertenezcan a la clase media, lo que significa consumidores potenciales con ingresos estables, según Connect Sports.

La mezcla no estaría completa sin la lealtad que sienten todos los corredores por algunas de las marcas. Toda la logística que va desde las bebidas hasta las indicaciones del recorrido y los voluntarios que hacen esto posible, son una inversión importante, de acuerdo con Entrepreneur.

Si algún elemento en la organización falla, la gente se decepcionará y el resultado será contraproducente. No obstante cuando todo se cuida, la gratitud y lealtad de las personas relacionarán las endorfinas del éxito al cruzar la meta, con las marcas que le dieron apoyo; nada mejor que clientes satisfecho, ¿cierto? Sin duda la clave está en acompañar a cada corredor no únicamente el día de la carrera, sino en toda su preparación… durante todo este nuevo estilo de vida.

Redacción Círculo Marketing

Comentarios

Deja un Comentario

Tu Comentario (Requerido)

Nombre (Requerido)

Email (Requerido)

Website

CAPTCHA
Change the CAPTCHA codeSpeak the CAPTCHA code
 

Mostrar botones
Ocultar botones