¿Por Qué Hay Tantos Vloggers?

  • Sin Comentarios
  • 1737
  • 2
¿Por Qué Hay Tantos Vloggers?

Con una letra de diferencia, esa pregunta suena similar a una que muchos se hacían hace una década cuando, gracias a la web 2.0, muchos comenzaron a hacer sus propios blogs y ahora surgen vloggers por doquier. La generación de contenido con la sencillez que las plataformas ofrecían hizo que muchas personas hallaran en Internet una forma de expresarse a su gusto.

Ya no se quedaban las opiniones en foros de nichos súper específicos, sino que el acceso a Internet ofrecía posibilidades inmensas para quienes antes sólo consumían contenidos. De hecho fue uno de los ingredientes clave para que los sitios de redes sociales digitales de hoy en día aparecieran: a la gente le gusta expresarse acerca de sus intereses. Más allá de sólo consumir lo que más les gusta, que su voz sea escuchada (o la percepción de ello).

Así, permitir las opiniones y reseñas de la audiencia fue uno de los grandes triunfos para Amazon al igual que para las redes sociales.

Tecnología de consumo

El avance de la tecnología siempre tiene los mismos pasos involucrados en cierto grado:

  1. Investigación ante una necesidad.
  2. Desarrollo innovador o que sume varias tecnologías previas.
  3. Mejora continua.
  4. Comercialización.
  5. Popularización.

Cuando una tecnología es habitual, su producción baja de costo ante la demanda de materias primas. Asimismo las ventas aumentan. Los ejemplos que podemos recordar son muchos.

Los primeros smartphones eran sumamente caros y ahora hay múltiples rangos de precios que se adaptan a necesidades y presupuestos de todo tipo. Igualmente sucedió con los discos Blu-Ray: en sus inicios los DVD continuaban como la opción de consumo masivo para entretenimiento digital de cine, TV y conciertos, mientras que en formato BD sólo se vendían muy pocas opciones en un precio alto; incluso los reproductores de BD eran grandes y costosos. Unos años más tarde esta situación cambió y aunque no son tan económicos como los DVD, son mucho más accesibles.

Lo mismo ha sucedido con computadoras, videojuegos, pantallas de alta definición y otros dispositivos. En los próximos años, también la tecnología de los drones y la realidad virtual será más accesible para todos. Con el acceso masivo a nuevas tecnologías, aumentan exponencialmente su uso y sus aplicaciones. Hoy en día es mucho más sencillo aprender lenguajes de programación y generar contenido de todo tipo…

¿Video > Texto?

Sí, los libros son fabulosos, sin embargo para alguna personas la mejor opción es tener audiolibros. A quienes conducen un auto todos los días, les permite consumir libros para los cuales no tendrían tiempo de otra forma.

De igual manera existe una tendencia creciente en el consumo de contenido presentado en formato de video, al compararlo con el de video. En general los formatos audiovisuales siempre han recibido mayor atención. Según Adobe el 51.9% de los profesionales del marketing consideran que los contenidos en video tienen el mejor ROI. Asimismo en cuestión de compras en línea, es casi dos veces más probable que haya un cierre cuando el cliente ve un video.

Esto no es una cuestión únicamente generacional. Es más sencillo ver y escuchar un video, que leer un artículo. Cada formato ofrece ventajas particulares y no significa que diremos adiós al texto, sino que aún no vemos la verdadera cotidianeidad de los videos. Tan sólo entre abril y noviembre de 2015 aumentó la cantidad de videos vistos al día en Facebook, de 4 mil millones a 8 mil millones, de acuerdo con Tech Crunch. Además, según Youtube, desde 2014 hasta la fecha, cada año aumenta en 50% el tiempo dedicado a ver videos.

Hoy en día, gracias al avance del cual hablábamos sobre la tecnología de consumo, es más común que cualquier persona en la calle cargue con una cámara en su bolsillo y grabe o transmita lo que guste en el momento que lo desee.

Por lo tanto mucha gente que hace 10 años quizás habría empezado su propio blog, ahora hacen vlogs. Es importante destacar que no todos se limitan a formatos que muestren a los protagonistas en cámara. Existe una gran cantidad de vloggers de todo tipo de temas, que hablan desde videojuegos y cine, hasta ciencia, tecnología, arte y cultura. De hecho algunos son una gran alternativa para el aprendizaje (una de las ideas de los primeros años de Internet fue precisamente la democratización de la información).

Vloggers vs Bloggers

Sí pesan las diferencias generacionales y de esto tienen que ser conscientes todos los profesionales del marketing. En ocasiones si no se percibe un beneficio o no se experimenta personalmente una tecnología, solemos desestimarla.

Es de suma importancia que este comportamiento no se reproduzca en las decisiones de negocios. Por ejemplo, redes sociales como Facebook tienen cautivo a un público que sigue envejeciendo, pero no todos los millennials quieren seguir así.

Algunas aplicaciones como Periscope y Snapchat han tenido un crecimiento espectacular. Las diferencias se centran en las dinámicas de interacción y la forma de relacionarse por parte del público, tanto unos con otros, como con el software mismo. Business Insider mostró el contraste en las audiencias de cada red:

  • Snapchat tiene un 45% de usuarios de 18-24 años de edad contra un 16% de Facebook
  • Sólo el 17% de usuarios de Snapchat tienen 45 años o más, mientras que en Facebook este rango de edad le significa el 43% de usuarios
  • Para Twitter y Tumblr el un poco más del 50% de sus usuarios es menor de 35 años mientras que en Facebook este sector es sólo el 38%

Las redes que apelan a las audiencias más jóvenes, tienen interfaces gráficas más simples, diseños que van de la mano de la inmediatez y contenido en video como su fuerte.

Cuando vemos el panorama completo de todo lo anterior es posible comprender por qué surgen tantos vloggers: los humanos siempre hemos expresado lo que queremos y ahora es más fácil tener los recursos para hacerlo en video que antes, con una inversión muy pequeña. Asimismo es muy común que los videos sean vistos. Todo es una especie de ciclo vicioso en el cual ambos elementos se nutren a sí mismos.

Ya que sí es una tendencia general consumir más videos, pero son los más jóvenes los que cuentan con mayor oferta, quizás sea una oportunidad de negocios apelar a los mayores de 35 años con nuevos contenidos de mayor variedad.

Fuente de ingresos

También es importante mencionar que para algunos, convertirse en vloggeros de todo tipo, significa un ingreso económico que puede volverse muy valioso. Para algunos incluso es su trabajo de tiempo completo y vaya que puede llegar a niveles muy redituables.

Por ejemplo, cualquiera puede activar los comerciales para sus videos en YouTube. De acuerdo con las visitas que haya en cada uno, será la remuneración obtenida. Además de esto, el sitio tiene un sistema a través del cual paga a aquellos creadores de contenido que más tráfico tengan.

Claro que no es la misma ganancia la de alguien que apenas inicia, que la de otros como PewDiePie, el vlogger con más suscripciones en Youtube desde 2013. Actualmente tiene más de 45 millones de personas suscritas y todos sus videos son vistos varios millones de veces. Esta estrella del Internet, quien comenzó con videos de videojuegos, gana varios millones de dólares al año y, según Forbes, debería de ganar mucho más al comparar su audiencia con medios tradicionales.

Otra de las razones por las que resulta atractivo para muchos intentar ser vloggeros, es debido al control que tienen sobre su tiempo y la libertad temática. Esto sin olvidar los patrocinios, pues muchos que ya atraen a una audiencia de buen tamaño, se alían con marcas para mencionar, recomendar y usar sus productos y servicios.

Y no todo se queda en YouTube. Twitch sirve para aquellos que transmiten en vivo y se ha vuelto popular especialmente entre quienes producen y consumen video acerca de videojuegos. La interacción que ofrece con un chat en vivo, similar al de Periscope no es nuevo, pero sí algo que fomenta la creación de comunidades.

Incluso hay material para adultos, pues eliminar intermediarios es algo generalizado. Por un lado, empresas como Netflix permiten tener contacto directo con series y películas sin que una televisora establezca los horarios de transmisión. Por otro lado, han surgido sitios que permiten a individuos, parejas y grupos transmitir actividades de índole sexual. Según el sitio británico Daily Mail existen quienes ganan alrededor de un millón de dólares al año mediante estas actividades.

Por lo tanto no queramos ponernos a cambios. No debemos consumir de todo, pero sí es indispensable estar al pendiente de lo que atrae a las nuevas audiencias o dónde surgen algunos nichos que crecen sin precedente. Así podremos conocer realmente a nuestras audiencias y ofrecer satisfacción por completo.

Redacción Círculo Marketing

Comentarios

Deja un Comentario

Tu Comentario (Requerido)

Nombre (Requerido)

Email (Requerido)

Website

CAPTCHA
Change the CAPTCHA codeSpeak the CAPTCHA code
 

Mostrar botones
Ocultar botones