El Poder De Los Rumores

  • Sin Comentarios
  • 1024
  • 0
Poder Rumores

Los rumores son parte de la naturaleza humana. Nuestra curiosidad, sumada a nuestras necesidades y miedos personales, así como nuestro simple instinto de supervivencia, nos hacen valorar la información. Sin embargo, como seres falibles, muchas veces difundimos, compartimos y consumimos datos de los cuales no existe constancia alguna. No hay pruebas, evidencia, ni elemento racional para ello, pero no dejamos de ser víctimas de esta información.

Por una parte, es fácil desmentir estos datos, sin embargo en ocasiones tienen algo de verdad mezclada con especulación y lo que otros partícipes de la “cadena” añaden e interpretan al compartirlo. En el caso específico de los rumores es interesante que todos tenemos experiencias en las cuales éstos han sido reales y otras tantas en las que no, por tanto solemos correr el riesgo de creerlos y compartirlos “por si acaso son verdad”.

¿Por qué son rumores?

Cuando cierta información se propaga en forma de rumores, debemos ser cuidadosos. Los rumores lo son ya sea por falta de evidencia o falta de confirmación y en el segundo caso, es muy probable que al difundirlo se esté violando el deseo de privacidad de alguien. Incluso algunos rumores surgen con información 100% verídica, pero que al salir de un grupo o círculo específico, implican una violación legal a algún contrato firmado previamente.

Tampoco podemos decir que no tienen una función útil. Los rumores en muchas ocasiones han servido a la verdad. Por ejemplo, cuando sucedió el escándalo de Watergate, las primeras pistas que los periodistas Woodward y Bernstein siguieron, fueron a partir de rumores y peculiaridades que salían de lo ordinario, de acuerdo con su propio recuento en su libro All the President’s Men.

Cuando los rumores se propagan en relación con empresas, sus directivos, empleados, clientes e inversionistas pueden tomar decisiones erróneas, inspiradas por el entusiasmo o el miedo, derivados de un rumor. En otras ocasiones, aunque muchos de ellos no lo hagan, la tendencia de otros que así actúan se vuelve tan significativa, que impacata a todos, ya sea para su beneficio o para perjudicarlos eventualmente, cuando la verdad termina por salir a la luz.

Un ejemplo claro se vivió recientemente de la mano de Steve Ballmer y Twitter. Sabemos que la bolsa de valores vive de la especulación de cualquier cosa. Por lo tanto incluso los rumores más pequeños, pueden tener un peso muy grande entre los accionistas y el mercado de acciones. En ámbitos de tecnología esto se acentúa todavía más, pues los cambios suelen ser repentinos y drásticos, por lo que todos quieren permanecer a la delantera.

La semana pasada, surgieron rumores de que Steve Ballmer está interesado en comprar Twitter. A pesar de que es sólo eso, un rumor, las acciones de Twitter subieron su valor el miércoles pasado en un 9%, debido a la posibilidad de esta compra, de acuerdo con Business Insider. Aunque los expertos aseguran que es poco probable que una venta se llevara a cabo en este momento. Es importante notar que Ballmer es dueño de un 4% de las acciones de la empresa.

Por tanto es importante que toda decisión, personal o profesional, se haga con la mejor información posible. Asimismo vale mucho el esfuerzo de compartir información verídica y actualizada tanto a clientes como trabajadores, inversionistas y proveedores, para no fomentar las elecciones desafortunadas basadas en rumores.

Redacción Círculo Marketing

Comentarios

Deja un Comentario

Tu Comentario (Requerido)

Nombre (Requerido)

Email (Requerido)

Website

CAPTCHA
Change the CAPTCHA codeSpeak the CAPTCHA code
 

Mostrar botones
Ocultar botones