Uber cada vez en más Problemas

  • Sin Comentarios
  • 150
Uber Problemas

Desde su inicio la empresa ha sido controversial. Su oferta de servicio de choferes privados para viajes en ciudades es bien recibida por los clientes y ha fomentado la aparición de competidores que han sido mejor recibidos por las mismas razones que Uber se ha lastimado a sí misma. Además, no solo los clientes de la empresa opinan, prácticamente cada que sus servicios llegan a una nueva ciudad, tanto autoridades como transportistas (en su mayoría dueños y conductores de taxis) alzan la voz.

En diferentes ciudades los compromisos y regulaciones de Uber han variado, en algunas la recepción es de forma muy sencilla, mientras que en otras la tensión es tal que la presencia de actividades de esta empresa es prohibida por completo. No obstante, este año parece que su crisis va más allá de la capacidad para expandirse por cuestiones legales, y se extiende a los campos de las relaciones públicas y los problemas penales.

Llamado a borrar Uber

El hashtag #DeleteUber ya no es tan popular como hace semana, pero aún tiene presencia. El detonante de esto fue que directivos de la empresa apoyaron a la presidencia de Donald Trump en EUA cuando el ejecutivo en jefe quiso poner en marcha un cierre de fronteras para personas de algunos países, además de tener un discurso negativo en contra de México y quienes llegan a EUA desde ahí.

Mucha gente se unió al reclamo y borró Uber de sus dispositivos, para usar alternativas de sus competidores, como son Lyft y Cabify. Esto significó pérdidas (de clientes y dinero) que si bien no dañaron al negocio de forma permanente, contribuyeron a una mala imagen de la empresa. Además, cuando taxistas y otras compañías se rehusaron a prestar servicios en aeropuertos de EUA como reclamo ante las medidas del presidente Trump, Uber no participó, lo cual fue visto como apoyo a lo que se ha catalogado como un intento de hacer políticas racistas.

Acoso y otros ataques

Asimismo, Uber ha recibido cada vez más denuncias, ante autoridades y en redes sociales, de acoso sexual y otros ataques. Tanto prácticas en el interior de la empresa denunciadas por sus miembros, como ataques a clientes, han sido expuestos y no se ha visto una mejora ni una persecución de justicia, sino una postura pasiva de Uber.

En febrero, Susan Fowler, antigua ingeniera de Uber, hizo públicas sus denuncias sobre acoso sexual dentro de la organización. La situación ha sido grave pues al realizar una investigación en su interior por parte de los directivos, salió a la luz que existe un severo problema de acoso sexual y sexismo, como indica Tech Crunch. Esto no solo le ha costado inversionistas, clientes y reputación, sino que ha afectado directamente a las víctimas y sus familias, y la investigación sigue en curso.

Todo se une a las víctimas de agresiones por parte de choferes: muchos clientes y conductores se han quejado de que ya no hay estándares altos al momento de recibir nuevos socios (conductores) lo cual pone en riesgo a todos y ha facilitado que algunas personas sufran acoso sexual o robos por parte de conductores, de acuerdo con las acusaciones.

Investigación judicial en EUA

Por último, recientemente se descubrió que Uber, bajo la excusa de detección de fraude, identifica dispositivos iPhone y los registra de forma que va contra las políticas de privacidad de Apple, las que se necesitan cumplir para ofrecer el software en la tienda de aplicaciones. A pesar de borrar Uber o incluso restaurarlo a estado de fábrica, Uber podía saber que era un teléfono que y había creado una cuenta previamente.

Cuando el escándalo estaba pasando, se descubrió, The New York Times reveló la existencia de Greyball, software que oficialmente fue creado para prevenir el fraude por parte de clientes que pidieran servicios en zonas no autorizadas. Sin embargo, de acuerdo con Reuters, el Departamento de Justicia de EUA investiga a la compañía pues Grayball le permitía evadir a agentes de la ley que precisamente buscaban a conductores de Uber en zonas donde aún no tenían autorización para operar, lo cual es ayudar a cometer violaciones a la ley.

Todo parece ir mal para la percepción de Uber ante algunos de los trabajadores, clientes, inversionistas, medios y sociedad en general. Solo queda ver cuáles acciones toman para mejorar las condiciones de la empresa, tanto en el interior como hacia fuera de la misma.

Redacción Círculo Marketing

Comentarios

Deja un Comentario

Tu Comentario (Requerido)

Nombre (Requerido)

Email (Requerido)

Website

CAPTCHA
Change the CAPTCHA codeSpeak the CAPTCHA code
 

Mostrar botones
Ocultar botones