Automóviles Como Plataformas

  • Sin Comentarios
  • 1679
  • 1
Automóviles Como Plataformas

No es novedad que los automóviles siguen evolucionando. Cada año aparecen nuevos modelos que no sólo renuevan sus diseños, sino incluyen avances en áreas como la eficiencia de sus motores, la seguridad para los pasajeros y más. Sin embargo, como sucede con toda tecnología, en ocasiones aparecen tendencias de avances más significativos que los años anteriores.

El desarrollo de vehículos automotores durante la próxima década será probablemente una de las áreas con más innovación y controversia. La tecnología siempre debe servir a nuestros valores humanos, como lo dijo el doctor George W. Hazzard, por lo cual es indispensable que la vida de la especia humana vea beneficios derivados de ello. Por un lado, cada vez son más las ciudades en el mundo que priorizan la vida en las calles.

Un caso ejemplar es el de la visión cero: proyecto que surgió en Suecia al final de la década de los 90 y que ha tenido mucho éxito en Europa y ahora en EUA, de acuerdo con el sitio oficial de la organización.

Esta iniciativa plantea que las muertes derivadas de accidentes viales no deben de ser toleradas; la meta es reducirlas a cero. Para ello se implementan diversas medidas, como reglamentos de tránsito que aseguren límites de velocidad seguros, al igual que transporte público efectivo y espacios públicos seguros en general.

Por otro lado, la tecnología automotriz misma, de manera directa, en ocasiones, y en otras no tanto, también está contribuyendo a estos esfuerzos. Los automóviles son una plataforma no sólo para el transporte y el software, sino para el cambio y la innovación como tal.

Los sensores, la automatización, la seguridad, el rendimiento, etc. son elementos que suman cada vez más, al beneficio general en los espacios públicos. Claro, la clave más grande está en la educación, legislación y transporte público accesible y eficiente. Por ejemplo, en 2014 el gobierno de París estableció 30 km/h como límite de velocidad en toda la ciudad, con algunas avenidas como excepciones, según el diario Le Monde.

Hay 3 áreas de progreso en la actualidad, que merecen atención pues sus impactos serán muy significativos. No sólo tendrán efectos que se aprecien en la industria automotriz. La movilidad en grandes urbes verá los efectos de la misma forma en que la seguridad en las calles se verá beneficiada. También el medio ambiente recibirá Y, por supuesto, el marketing tendrá nuevas cuestiones que promocionar para lograr ventas.

Los campos que sobresalen actualmente en cuanto a la innovación constante y que pronto será más notoria son:

  1. Interacción.
  2. Automatización.
  3. Energía.

Así que hablemos de las implicaciones de cada uno de ellos.

Interacción

La inclusión de computadoras en los autos no es nueva, pero lo que sí es más reciente es la interacción de los usuarios con ellas. En su inicio se enfocaban en temas relacionados con el mejor funcionamiento del motor para que los recursos se aprovecharan al máximo. Asimismo de forma “invisible” permitían que los conductores supieran si existía algún problema que atender.

Ahora estamos acostumbrados a que cada vez más modelos de autos incluyan asistencia para estacionarse en paralelo, cámaras para maniobrar mejor al momento de manejar en reversa y sistemas de posicionamiento global (GPS) incluidos. Cada vez más componentes que eran analógicos de han digitalizado, algunas veces por comodidad, pero en muchas para mejorar sus tareas o la manera en que presentan sus resultados a los usuarios.

Ya comienzan a aparecer computadoras con las cuales interactuar en los automóviles. Después de todo, existe un sinnúmero de aplicaciones móviles hechas para quienes, por gusto o necesidad, viajan al volante día con día. Sería raro pensar que el Internet de las cosas (IoT) no alcanzará a los automóviles.

Como todo lo relacionado con IoT, estamos en un momento en el cual el reto más significativo será la homogenización de protocolos para la comunicación entre máquinas. Cada compañía querrá que su marca se comunique con otros objetos de la misma o aliados, y quizás los 3 sistemas operativos móviles más populares.

No obstante, así como el protocolo HTTP/IP lo logró en su momento, un Internet de las cosas requerirá, precisamente eso: una especie de Internet para ellas. No como el nuestro y quizás no algo global o más bien algo que se conecte realmente a Internet, pero sin duda la efectividad de los aparatos conectados necesitará dos cosas:

  • Comunicación. Formas o protocolos que estandaricen la transferencia de datos entre ellas.
  • Eficacia. Si bien nuestros módems y enrutadores ya logran mucho, la transferencia de información por medios inalámbricos necesita mejorar más para que no haya retrasos. Además si en el futuro los autos, cafeteras, refrigeradores y más cosas transmiten, la interferencia será un asunto en el que vale mucho que los desarrolladores comiencen a pensar.

Actualmente algunas de las aplicaciones para automovilistas que más éxito tienen hoy en día en el mundo, según AutoGuide.com son:

  • Waze
  • Yelp
  • AAA Mobile App
  • Trapster aparece en la lista, pero en 2014 desapareció, otra opción es Glob

El paso obvio es que puedan instalarse en los automóviles. No sustituirían a los móviles, pero la opción de integración sería bienvenida. Además no existen impedimentos para ello, es sólo cuestión de que los fabricantes lo permitan con sistemas operativos sencillos que los desarrolladores puedan aprovechar.

Este beneficio contrarrestaría los intentos más bien pobres de la industria automotriz por incluir sus propios GPS. Si cualquiera puede desarrollar sus aplicaciones, las alternativas serán suficientes para satisfacer todo los gustos con calidad. Esto también permitiría a las compañías no dedicar recursos a su desarrollo, cuando actualmente casi todos prefieren Google Maps y Waze.

La interacción con los autos va de la mano de la automatización. Tesla Motors recientemente actualizó el software para el Model S y el Model X. Dicha versión, 7.1, permite llamar a tu auto desde tu smartphone y asimismo indicarle que regrese a tu casa. Adiós a los problemas para encontrar lugar de estacionamiento. Las calles también se despejarían si esto se vuelve cotidiano.

Automatización

El avance más necesario para el mercado. Sí, a muchos nos gusta conducir nuestros carros, pero no es placentero hacerlo en calles en donde el tránsito es tan pesado que en ocasiones toma 20 minutos recorrer un solo kilómetro. La automatización tendría efectos positivos y negativos pero es sin duda algo que llegará tarde o temprano.

Del lado positivo se encuentra la agilización de os transportes públicos y privados y la seguridad. Si los vehículos se trasladan por sí mismos y, más importante aún, se comunican entre sí y con las señales de tránsito, eventualmente la seguridad sería casi total.

Los arranques sucederían todos al momento que la luz verde apareciera. Los cambios de carril, vueltas, altos y más serían simultáneos y eficientes. Sería como viajar en muchos compartimentos de un solo vehículo. El transporte público se beneficiaría aún más por su capacidad de pasajeros. También el dedicado a la carga, pues varios camiones viajarían como uno.

Google, por ejemplo, tiene en desarrollo Android Auto, su sistema operativo para… nada más y nada menos que su coche autónomo. Éste no cuenta con pedales, volante o palanca, según Tech Target. Esto coincide con las declaraciones hecha por Elon Musk el año pasado. Según el empresario, eventualmente los autos con choferes humanos podrían ser prohibidos, como reportó The Guardian.

Esto sería uno de los aspectos negativos y controversiales, pero similar a los momentos en los cuales caballos y carruajes fueron desapareciendo. Más allá de una legislación para las calles, poco a poco los fabricantes podrían terminar por hacerlo la única opción.

Además, esto abriría un nuevo mercado: la popularización de autódromos y otros espacios para seguir corriendo automóviles propios manejados por uno mismo. El otro aspecto negativo sería el de los trabajos perdidos de choferes de transporte privado, público y de carga. Pero eso debe ser atendido generaciones antes (es decir desde ahora) por el gobierno y los planes formativos.

Energía

El último punto que da mucho de qué hablar actualmente es el de los carros eléctricos. Después de todo, la dependencia en combustibles fósiles ha permitido el avance de la humanidad, pero no es la alternativa más inteligente actualmente. Lo ideal será que dejemos estos energéticos y optemos por electricidad, viento, agua y la luz del sol en nuestras ciudades y hogares.

Por lo tanto es muy factible que en los próximos 5 a 10 años se popularicen en gran medida los automóviles eléctricos. Actualmente ya hay varios modelos disponibles y poco a poco se volverán más accesibles. El diciembre pasado el Model S de Tesla Motors ya había vendido más de 100,000 unidades y el Leaf de Nissan ya superaba los 200,000, según Hybrid Cars.

Hay más de 2 mil millones de autos en el mundo y la economía no es la mejor, sin embargo la industria sale adelante mediante la innovación. Seguramente si las condiciones mejoran, el despliegue de estos autos será más rápido y ayudará al ahorro en gasolinas.

Redacción Círculo Marketing

Comentarios

Deja un Comentario

Tu Comentario (Requerido)

Nombre (Requerido)

Email (Requerido)

Website

Mostrar botones
Ocultar botones