El Marketing para Niños no es Sencillo, aprende a Pasar con 10

  • Sin Comentarios
  • 2333
El Marketing para Niños no es Sencillo, Aprende a Pasar con 10

Jefe de Desarrollo en Digital Friks

Los niños representan una audiencia importante en marketing pues son un factor de decisión en las compras de los padres. Y es que según Ad Weekel 85% de las empresas que promocionan algún producto para niños tienen presencia en social media y cuentan con herramientas digitales, como apps, para generar engagement con este sector. Además, los niños entre 2-11 años ven 25,600 anuncios al año, aproximadamente.

En países como el Reino Unido, Grecia y Dinamarca, la publicidad para niños está restringida. En Quebec, Noruega y Suecia, los ads dirigidos a niños menores de 12 años están prohibidos. Las restricciones se relacionan con el tipo de contenidos que se ponen al alcance de esta audiencia.

A primera vista esas medidas pueden parecer en exceso restrictivas, pero según The Guardian, aunque los niños puedan distinguir entre la publicidad y los programas que ven, hay un amplio margen para que el marketing se convierta en un modo de manipulación, y que transmita mensajes no adecuados que contengan violencia, sexualización o estándares corporales inadecuados.

Sin embargo, muchas compañías encuentran la manera de llegar a los niños con su publicidad, para aprovechar el “pester power”, que es la insistencia constante de un niño para que sus padres le compren un producto.

Otro problema es la publicidad en general a la que los niños están expuestos, por ello hay regulaciones en los horarios en los que las campañas pueden ser transmitidas.

Ante estas situaciones, surge Commercial Free Child Hood (CFCH) que busca liberar a la infancia del exceso de la publicidad a partir de la exigencia de cambios de actitud en el marketing, y la mejora en los ambientes digitales para niños.

Hasta hace unos años, esta situación estaba acotada a la televisión, el radio y la prensa. Pero con la aparición de Internet y las redes sociales, el campo de acción del marketing digital se amplió, y con ello, la exposición de los niños.

Como ejemplo del impacto del marketing sobre los niños,Time ha publicado estudios que intentan mostrar una correlación entre la obesidad y la publicidad de alimentos con alto contenido calórico.

Por otro lado, a pesar de que las redes sociales, como Facebook, están pensadas para gente de 13 años en adelante, verificar las edades en Internet es muy complicado. Una encuesta reciente publicada por Mashable mostró que hay aproximadamente 7.5 millones de menores de 13 años en las redes sociales.

El problema de fondo es que en Internet y en las apps las regulaciones sobre el marketing digital no están claramente establecidas. Este punto es especialmente importante ahora que YouTube lanzó un canal para niños que ha sido considerado como hipercomercializado, según V News.

La CFCH presentó una queja contra la red social alegando que incumple normas que canales como Nickelodeon siguen. Por ejemplo, Wired cita infracciones tales como la cantidad de anuncios que transmite por hora, la prohibición de que personajes de los shows anuncien productos o que los incluyan dentro de los shows.

Con todo esto no queremos decir que hay que abandonar por completo la idea de hacer un buen marketing social enfocado a los niños, sino que es muy importante seguir las recomendaciones de las instituciones correspondientes.

En este sentido, algunas marcas como Coca-Cola, McDonald’s, Nestlé, Bimbo y Kellogs’ han firmado acuerdos para seguir los nuevos estándares de marketing que entrarán en vigor en 2016, según The Drum.

Esto abre la puerta a un modo diferente de hacer campañas de marketing digital aprovechando de manera ética a la audiencia infantil.

The Guardian nos comparte algunas de las acciones que los negocios pueden ejecutar:

  • Tener un marketing responsable cumpliendo las normas establecidas
  • Actualizar tus políticas para ir al ritmo del crecimiento de social media
  • Promover hábitos saludables
  • No promover la discriminación ni los estereotipos.

Los retos que representa hacer una campaña de marketing social ética, que responda al perfil específico de esta audiencia, pueden ser aminorados poniendo como centro de la campaña a los niños y no a las ventas.

Esto, junto con un uso creativo de la tecnología y las herramientas digitales, te pueden llevar a plantear mejores y menos controversiales estrategias para tu público infantil.

 

SWF/DF

 

 

 

 

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu Comentario (Requerido)

Nombre (Requerido)

Email (Requerido)

Website

Mostrar botones
Ocultar botones