¡Larga Vida a las Tiendas!

  • Sin Comentarios
  • 1223
  • 0
¡Larga Vida a las Tiendas!

Por Randy Kohl

 

Las tiendas de retail están muertas. Tan sólo hace dos años, en una entrevista para PandoDaily, el famoso inversionista, Marc Andreesen, pronunció la muerte de las tiendas. Dijo: “Los negocios retail van a quebrar”.

Hemos visto, y lo seguiremos viendo, un recorte en las tiendas menos ágiles (esto pasó, por ejemplo, con RadioShack). Pero, en el mismo periodo ha habido innovaciones impresionantes en ese mismo ámbito y un enorme aumento en la tendencia de que las tiendas que empezaron como negocios online, se expandan y pongan tiendas tradicionales. Irónicamente, esta tendencia está impulsada por las mismas tecnologías que crearon la amenaza a las tiendas.

Apple (que como siempre es de los primeros en moverse), Frank & Oak, Birchbox, Bonobos e incluso Google, se han aventurado a pasar de lo virtual a lo real. Warby Parker, que comenzó como un disruptor en el negocio online de lentes y anteojos, recaudó más de $100 millones de dólares de financiación para invertir en la construcción de su tienda de retail.

Por otro lado, está Amazon, determinada a labrar su camino para abarcar cada rincón del comercio, mientras vea potencial y oportunidades de expansión. El venerable líder del omnicomercio está en el juego, que abrirá pronto una tienda en New York, y tiene en etapa piloto una librería para distintas universidades.

Es muy probable que el futuro del comercio no esté dominado por un solo canal. En lugar de eso, las ventas se darán a través de muchos puntos de toque, con empresas que ejecuten bien modelos de negocios híbridos con experiencias que generen en engagement con los clientes.

 

La oportunidad llama a la puerta

En toda la industria, los ingresos del ecommerce han crecido a dos dígitos año tras año, dejando atrás el crecimiento total de retail. Se proyecta que el comercio electrónico continúe con este desempeño en los siguientes años, señaló Forrester Research. De acuerdo a la presentación de Google en la Global Retailing Conference 2015, en la Universidad de Arizona, 93% de las ventas por retail son conducidas vía online (se espera que este número se mueva a 89% para el 2019). Eso significa un trillón de dólares en ganancias. Sin embargo, en esa misma presentación se dijo que el 70% de todas las ventas están influenciadas por canales digitales.

Este nuevo modo de comprar se alinea bien con marcas que se forjaron en el medio digital. Estas ya aprendieron cómo construir awareness y a conectarse con sus clientes mediante apps, sitios web y redes sociales. Su siguiente paso para crecer es llevar a esos clientes a las tiendas físicas. Warby Parker, por ejemplo, está entre las ventas más altas en la industria retail. Y donde una marca encuentra el éxito, otras le seguirán el paso.

 

Omnicanal es la nueva norma

Los consumidores ya han tenido una probada de lo que es omnicanal –incluso si nunca han oído el término-, y les gusta. A ellos, la funcionalidad de poder comprar online y recoger el producto en la tienda, no les resulta revolucionario. Simplemente, les parece el siguiente paso lógico que las marcas deben dar, aprovechando la tecnología para interactuar con los clientes. No tienen idea de la complejidad subyacente a dicho proceso, y tampoco les importa. Lo único que saben es que quieren hacer negocios en sus propios términos y lo más fácilmente posible.

Para la marca japonesa de lentes, Jins, que recientemente se expandió hacia los Estados Unidos, esto significó extender sus fronteras de e-commerce y ofrecer pasillos interminables con posibilidades de compra en las tiendas. Además, mejoró su implementación del comercio electrónico al crear una app para tablets en la que el cliente puede pedir sus productos y salvar el historial de compra. Esto no sólo le permite a Jins interactuar con los clientes en nuevas y mejores formas, también le posibilita hacer más con sus inversiones en tecnología.

Con todo esto, queda claro que el e-commerce y el comercio tradicional pueden fusionarse para, mutuamente, resaltar sus fortalezas y aminorar sus debilidades. En las tiendas pueden darse una mayor calidad en los servicios y mejores interacciones con los clientes. Online, es más fácil ofrecer una mayor variedad de productos, conveniencia y eficiencia. Estas virtudes, combinadas, logran una relación más profunda con los clientes que deriva en su lealtad hacia la marca.

El concepto de comercio omnicanal es aún relativamente nuevo. Conforme la tecnología avance, la barra seguirá subiendo, y las marcas tendrán que competir para entregar una mejor integración de sus canales de venta, tanto on como offline. Las que lo logren, serán las que ganarán el mercado.

 

La perspectiva Online-Off

Seguiremos viendo marcas que empezaron su vida online y que se expandieron a tiendas físicas, offline. La escalabilidad, el alcance y las ventajas económicas ofrecen muchos beneficios de comenzar en lo digital.

Con los productos y las estrategias adecuadas, se puede construir una marca en un periodo relativamente corto. También es posible lanzarla nacional e internacionalmente con lo que costaría abrir una o dos tiendas de retail como apoyo. Por eso, estas marcas pueden utilizar e-commerce para financiar su expansión offline, o bien, para estimular su crecimiento.

Estas tiendas tienen pocas locaciones y su proceso de selección está basado parcialmente en el data del comercio electrónico. Por lo general son pequeñas. Su inventario está cuidadosamente seleccionado, pero ampliado por las capacidades del ecommerce. Esto está creando un nuevo tipo de retailers, mezclando la tecnología actual con las lecciones del pasado, para moldear el futuro del comercio. ¡Larga vida a las tiendas!

 

DF

Si quieres consultar el artículo original, da click en el link:

http://www.the-future-of-commerce.com/2015/06/25/ecommerce-trends-stores/

Comentarios

Deja un Comentario

Tu Comentario (Requerido)

Nombre (Requerido)

Email (Requerido)

Website

Mostrar botones
Ocultar botones