7 Errores Web Que Casi Todas Las Compañías Cometen

  • Sin Comentarios
  • 1623
  • 4
7 Errores Web Que Casi Todas Las Compañías Cometen

CSO Digital Friks

Primero, un poco de contexto. En Digital Friks auditamos cerca de 25 sitios para clientes al mes. Sí, nos pagan para decirles si su sitio está bien hecho y si va o no, a rankear en buscadores. No, no nos pagan para decirles si su sitio es “bonito”.

Acabamos de pasar la marca de 1,000 sitios auditados este mes. Uno, sí, uno, pasó la auditoría.Es absurdo, cuando entendemos que hoy por hoy, la herramienta más básica de marketing que cualquier empresa puede tener es su sitio web. Un sitio web bien hecho es un sitio que te ayuda a alcanzar tus metas de negocio, contesta preguntas a tus usuarios, y no uno que se “ve padrísimo” y tiene “un esquema de navegación súper innovador”.

Estos son los 7 errores más comunes que encontramos:

1. Falta de conocimiento del comportamiento de quienes los buscan

Esto es sumamente perjudicial para el negocio. Se supone que sabemos lo importante que es tener el website completo y arriba, pero si no le estamos hablando a la audiencia correcta, es una verdadera pérdida de tiempo y dinero. Si el diseño gira en torno a su entendimiento del negocio, no va a servir. Porque la gente no busca la información como la compañía la procesa. El sitio no es para ustedes, es para quien los está buscando. Bueno, no los busca a ustedes busca lo que ustedes venden. Ese es el peor y más común error, los clientes hacen los sitios para que les guste a ellos mismos, no a quienes lo van a acabar usando.

La más clara muestra es que los sitios casi siempre empiezan con un menú que dice “Nosotros”, “Acerca de Nosotros”, “Nuestra Historia”, “La Compañía”, o alguna variación de estos… ¿A poco no? ¿Qué quiere la gente? ¿Lo qué hago o saber quién soy

2. Sitios demasiado “innovadores” 

El aspecto de comercialización en su sitio web debe ser la parte central del mismo. No es necesario andar desarrollando sitios que ganen premios de diseño. Hacer scroll lateral en lugar de vertical… muy mala idea. La gente ya sabe usar Internet y no necesita que les enseñemos nuevas maneras de hacerlo. Concéntrense en lo que cuenta, no en lo que le dará a sus usuarios un dolor de cabeza.

Los usuarios tienen que encontrar información clara y fácilmente, especialmente si están utilizando dispositivos móviles. Si un visitante a su sitio no puede encontrar lo que necesita en 3 segundos, literalmente, ya es demasiado tarde, lo has perdido.

3. No hay una clara “llamada a la acción” o “Call to Action”

OK, el sitio ya está limpio, claro y es relevante. ¿Y? ¿Cuál es el punto? ¿Qué se supone que deben hacer los usuarios con todo esto? Tal vez la llamada a la acción sea comprar un producto, tal vez sea llenar un formulario de contacto. En cualquier caso, esto tiene que hacerse de una forma fácil y ágil. El contenido de su sitio ya respondió a la pregunta “¿Qué ventajas hay aquí para mí?” Un buen sitio web toma al visitante de la mano y lo guía hasta que hace lo que queríamos que hiciera.

4. Pagar de más, o de menos

Nos pasa a cada rato. “Es que ya pagamos un dineral por el sitio, no podemos desecharlo así nomás…” y el 50% del sitio en Flash… ¡Flash! O bien pagaron un platal porque la agencia que lo hizo era de nombre grande, y pues bueno, ni modo que me corran por contratar a la agencia grande. O al revés, con tal de ahorrar centavos en lo que ya quedamos que es la más básica y necesaria herramienta de marketing hoy en día, acaban con un sitio… Bueno, si se alimentan de maní, han de ser changuitos… o el sobrino del director.

5. Contenido vago o anticuado

Es muy frustrante como consumidor encontrar información obsoleta o irrelevante en un website. Es importantísimo evitar esto, básicamente porque los consumidores inmediatamente van a pensar que ustedes ya son “viejos” u obsoletos. Para agradar tanto a clientes actuales como potenciales, hay que ser relevantes, líderes y demostrarlo. La única manera de hacer esto es tener una opinión y publicarla online, en un blog, una vez a la semana cuando menos.

6. Pensar: “Todo el mundo es mi público objetivo”

Falta de foco = falta de éxito. Que quede claro, si alguien fuera de su verdadero grupo demográfico de clientes compra algo, nadie le va a hacer el feo. Pero tratar de complacer a todo el mundo, tiende a conducir a no agradar a nadie. Usen la regla del 80/20, centrándose en el demográfico que constituye el 80% de sus clientes. Tip: las redes sociales te dan esta información, gratis.

7. Creer que lo pueden hacer solos

Una cosa es que podamos armar muebles prefabricados, conectar el iPad o el teléfono a una red WiFi y otra completamente diferente que sepamos de arquitectura web. Tu sitio web es la primera impresión de tu marca, en una interacción real con un consumidor, y las primeras impresiones lo son todo.

¿Qué tipo de impresión das tú? Si escribes el nombre, no marca, de tu producto más vendido (por ejemplo: Refresco, no Coca) ¿Apareces en la página 1 del buscador?

Para dar una primera impresión, pues hay que aparecer, ¿no?

 

Es tiempo de elevar el estándar. Alguien tiene que hacerlo.

 

Alberto Álvarez Morphy

Digital Friks, @DigitalFriks

@Beto_Morphy

Alberto Álvarez-Morphy

CSO Digital Friks

Alberto Álvarez Morphy tiene amplia experiencia en Mercadeo y Administración, así como un claro entendimiento de planeación estratégica, programas de incentivos, lealtad, CRM, mejora del desempeño y mercadeo digital. Actualmente es el estratega de Digital Friks, además de ser un renombrado conferencista en temas de negocios, mercadotecnia e incentivos empresariales. Cursó la Licenciatura en Administración de Empresas en la Universidad Iberoamericana en la Ciudad de México. Cuenta además con el título de Maestro en Administración de Empresas otorgado por la Universidad de Cornell, en Ithaca Nueva York.

Comentarios

Deja un Comentario

Tu Comentario (Requerido)

Nombre (Requerido)

Email (Requerido)

Website

Mostrar botones
Ocultar botones