¿Qué le Sucedió al Internet Hoy? (DDoS)

  • Sin Comentarios
  • 1650
internet ddos

No, no se trata de una pregunta filosófica ni retórica, que forme parte de una búsqueda por el origen de los problemas de contenido en la red. Hablamos de que muchos de nosotros experimentamos dificultades para acceder a diferentes sitios web, de todo tipo, durante la mañana de hoy. ¿La razón? Un peculiar, interesante y dañino ataque digital del cual se conocen algunos detalles, pero en el que muchos expertos aún enfocan sus esfuerzos de investigación.

De acuerdo con Pitchfork, entre los sitios y servicios “caídos”, es decir, que dejaron de funcionar o aún tienen problemas por el ataque, se encuentran:

  • Spotify
  • Twitter
  • Reddit
  • The New York Times
  • Wired
  • SoundCloud
  • Paypal
  • Airbnb
  • Netflix
  • The Boston Globe
  • Github
  • Vox Media
  • Shopify

Cabe destacar que los problemas y suspensiones de estos servicios no han sido globales ni constantes, es más bien una intermitencia que afecta a muchos. Algunas personas no han tenido problemas, otras no se han percatado pues no han requerido los servicios o los han usado en momentos en los que se han resuelto (aunque de forma temporal) las consecuencias del ataque. En general, las empresas afectadas han estado trabajando todo el día para recuperar su estatus de normalidad y proveer a sus clientes de las experiencias habituales.

¿Qué tipo de ataque fue?

Se trata de un DDoS, que son las iniciales en inglés para Distributed Denial of Service y significa, en pocas palabras, la automatización de millones de peticiones a un servidor, desde múltiple puntos geográficos. La forma en la que Internet funciona es a través de múltiples conexiones entre servidores, proveedores de DNS, proveedores de servicios de Internet y usuarios.

Un ataque DDoS satura el ancho de banda y las capacidades de una red para satisfacerlas a todas. Es el equivalente a un embotellamiento informático. Cuando se lleva a cabo, se utiliza software dedicado para ingresar a un contenido, millones de veces, desde múltiples dispositivos. Es como si de pronto millones de personas quisieran ingresar a un sitio web y lo actualizaran miles de veces por segundo. Esto congestiona las redes y alenta o derrumba el servicio.

La víctima del ataque, de acuerdo con Wired, han sido los servidores de la empresa Dyn, que se dedica, entre otras cosas, a ofrecer servicios de directorios de dominios. En pocas palabras, si se ven afectados, a pesar de que no haya problemas con los sitios mismos ni su hospedaje, los dispositivos de los usuarios no pueden ir a ellos, pues el directorio donde el navegador web busca la dirección IP del sitio no está disponible. Dyn ofrece sus servicios para todas las empresas que mencionamos al inicio.

¿Por qué es tan grave?

En principio por lo que hoy experimentamos: se aprecia la fragilidad de nuestra tecnología y al mismo tiempo nuestra dependencia hacia ella, para todo. Desde el entretenimiento hasta los negocios, sin olvidar las economías y políticas mundiales, necesitan Internet para funcionar de manera adecuada. El ataque de hoy demuestra que es relativamente sencillo afectar a muchos negocios y a millones de personas en unas horas.

Por ahora es un simple inconveniente, que en unas horas terminará. No obstante, no es la primera ni la última vez que sucederá. Como indica Gizmodo, parte de la familia de medios Gawker, es posible que los ataques sean organizados desde plataformas que tienen el sustento de naciones detrás de ellas. Es difícil rastrear el origen de este tipo de ataques, pues en eso consiste la parte de distribución representada por la primera letra “D” en el nombre.

Además, en los últimos dos años se ha visto un incremento de este tipo de agresiones digitales en contra de compañías cuyas tareas son fundamentales para el funcionamiento de Internet. Una de las razones es el crecimiento del Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), pues muchos más dispositivos se pueden utilizar para ello, a manera de bots (robots de software) que hagan las tareas que se los hackers desean.

Lo más alarmante es que de continuar así, y de ser cierto que se trata de ataques intencionales por parte de grupos apoyados por países, es muy probable que en el futuro cercano esta situación empeore y sean más frecuentes los ataques DDoS que nos priven de servicios a los que nos hemos acostumbrado. Lo peor del caso es el daño a economías y, quizás, a sistemas de mayor importancia como los de comercio en bolsas de valores o bancos.

Redacción Círculo Marketing

Comentarios

Deja un Comentario

Tu Comentario (Requerido)

Nombre (Requerido)

Email (Requerido)

Website

Mostrar botones
Ocultar botones