El Buen Fin VS Black Friday

  • Sin Comentarios
  • 1580
  • 2
El Buen Fin VS Black Friday

El fin de año se caracteriza por ser una temporada de compras, en muchos países de occidente. Esto se relaciona con motivos religiosos y culturales, como son la navidad y el fin de año. Tanto por eventos para festejar en familia o con amigos, como debido a los regalos que se dan en intercambios, las compras aumentan.

Los negocios de todo tipo también aprovechan este periodo con la finalidad de aumentar sus ventas. Muchas marcas y tiendas en estos países, tanto físicas como en línea, ofrecen rebajas, descuentos y promociones de todo tipo, que incluyen mensualidades sin intereses y paquetes de temporada.

En EUA y México, hay fines de semana dedicados particularmente a las compras. Éstos se consideran como los momentos en que inicia la temporada más grande de ventas para los negocios y es cerca del fin de año, alrededor de navidad. Y por “alrededor”, queremos decir más de un mes antes.

Black Friday

Esta fecha es una de las épocas comerciales más conocidas alrededor del mundo. De origen estadounidense, tiene varias peculiaridades que la hacen sobresalir. Una de ellas es que a diferencia de otros momentos en los que las ventas incrementan, Black Friday no tiene un origen meramente religioso o de tradición histórica.

Por ejemplo, las ventas navideñas, así como las de San Valentín, tienen como base un festejo religioso, sobre el cual se han ido sumando otros elementos. Por otro lado todos los artículos patrióticos que se venden en EUA poco antes del 4 de julio (su celebración de independencia), sirven para conmemorar esta fecha especial y sus motivos.

Así, en todo el mundo, cada una de las distintas culturas tiene fechas que se relacionan con alguna creencia o momento histórico. De la mano de éstas, van compras hechas para su celebración. El caso de Black Friday es, junto con Cyber Monday, una festividad en sí misma dedicada al comercio.

Es tan importante, que se ha convertido en una marca cultural de Estados Unidos. Es un fenómeno que va de la mano del modelo económico actual. Hay casos en los que la gente simplemente disfruta buscar los mejores descuentos o lo llegan a ver como un evento para salir con eventos o familiares, según Today.

La única fecha con la cual se relaciona Black Friday es el Día de Acción de Gracias (Thanksgiving Day). En éste, quienes viven en EUA y algunas partes de Canadá, dan gracias por lo que tienen y han logrado en el año. Su origen está vinculado con esta misma costumbre por parte de los primeros colonos. Lo hacían para mostrar gratitud por las cosechas favorables que tenían en el año y que les permitían continuar con la vida en sus asentamientos.

Sin embargo, lo único que tienen en común es que el jueves de Thanksgiving Day es para muchos tan sólo el anuncio de lo que comienza el siguiente día: Black Friday. Todo ese fin de semana se caracteriza por ofertas y descuentos en las tiendas, sin comparación con los que suceden el resto del año.

Las ventas, a pesar de ofrecer grandes rebajar y remates, mueven a la economía y generan ganancias mejores que el resto del año. En 2013, sus ingresos aumentaron 2.3% y el gasto de la gente fue memorable. Fueron $12.3 mil millones de dólares gastados tan sólo en Black Friday, sin considerar el resto del fin de semana, ni las ventas por internet, de acuerdo con Bloomberg.

El Buen Fin

Por su parte, México cuenta desde 2011 con una iniciativa para impulsar el comercio en territorio similar de manera semejante a lo que sucede en EUA. Su nombre es El Buen Fin y tomó como inspiración el Black Friday.

Surgió como el producto del trabajo conjunto de varias organizaciones. Entre ellas están el Consejo Coordinador Empresarial y el gobierno federal. Su motivación es doble. Por un lado, todos los negocios participantes, colocan el logo de El Buen Fin, para que los clientes los identifiquen como lugares de potenciales rebajas y otras ofertas. Por otro, la economía presenta movimientos favorables debido a las ventas.

Asimismo, esta situación aumenta el tráfico de personas que llegan a las tiendas. Ellos por su parte compran más de lo que harían en cualquier otro periodo del año. Así, los negocios generan más ventas, lo cual significa más ingresos, a pesar de los descuentos ofrecidos o el crédito proporcionado.

A su vez, muchas tiendas otorgan crédito y facilidades de pagos sin intereses. Todo esto fomenta que se adquieran nuevos productos y servicios que no habrían sido considerados bajo otras circunstancias o, que simplemente, no estaban al alcance de ciertos sectores.

El apoyo del gobierno es tal, que han motivado a la entrega anticipada de aguinaldos. Este dinero extra que recibe la gente, habitualmente en diciembre, les permite gastar más en El Buen Fin, y así se genera un movimiento de liquidez.

Esto a su vez mejora la economía. Una de las ideas detrás de El Buen Fin, es fortalecer la economía de México. La clave está en que si más dinero se mueve gracias a facilidades como aguinaldos, descuentos y crédito, entonces se evitarán estancamientos. Con ello se agiliza el flujo de capital en el país, lo cual se refleja principalmente en los índices macroeconómicos de la nación.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP) también impulsa esta iniciativa que ya va por su quinto año. Ya que el uso de pagos electrónicos usualmente va de la mano del crédito y éste, a su vez, es acompañado de mayor capacidad para adquirir bienes y servicios, al país le conviene su uso.

Por lo tanto, el Diario Oficial de la Federación hizo de conocimiento general que la SCHP fomentará el uso de formatos electrónicos de pago. Esto mediante un estímulo fiscal a quienes otorguen tarjetas con premios a las personas, según El Economista.

Lo que viene en 2015

Las estimaciones para El Buen Fin que se llevará a cabo este año, son un tanto inciertas. Por ejemplo, el hecho de que se lleve a cabo antes de Black Friday, puede fortalecer el comercio en México, principalmente en las zonas fronterizas con EUA, con respecto al del vecino del norte.

Esto debido a que mucha gente viaja a EUA durante su fin de semana de rebajas. Sin embargo, si las tiendas mexicanas no bajan los precios de forma comparable con lo que sucede en el país vecino, esta oportunidad pasará.

Otro elemento importante a considerar es lo que pasó en 2014. Las ventas de El Buen Fin hace un año, aumentaron un 13.7% con respecto a las de 2013, de acuerdo con Forbes. No sólo esto, sino que el crédito fue mucho más aprovechado: 38% más usado que en 2013.

Este incremento puede ser un buen presagio, aunque es también una difícil marca de superar este año. La misma publicación asegura que se prevén caídas de entre el 4% y 5% con respecto a 2014. Aunque se dice que si las tiendas son muy competitivas en la frontera, podría haber quienes vengan de EUA a México a comprar.

Por otra parte, hay quienes dicen que 2015 será un año de mejora en El Buen Fin, aun con la barra tan alta que puso 2014. El evento sucederá durante los días 13, 14, 15 y 16 de noviembre próximos. De acuerdo con la Secretaría de Economía (SE) el uso de tarjetas de crédito este año creció un 15% (alcanzó el 45% de la población), según CNN.

Por su parte, la predicción acerca de las ventas de El Buen Fin es favorable. Quienes apoyan esta visión, afirman que las ventas serán mayores en un 6%, al compararlas con las llevadas a cabo en 2014, según el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Además, algunas tiendas, tanto físicas como digitales, ofrecen desde antes sus descuentos y otras promociones de El Buen Fin. Algunas ya lo hacen y otras lo empezarán a hacer desde el fin de semana previo, como un adelanto a la temporada de ventas más grande del año.

Por su parte, en EUA, muchos comercios hacen lo mismo antes de Black Friday. Amazon comenzó con sus ofertas tres semanas antes, dando prioridad a quienes tienen contratado el servicio Prime. Otra noticia singular fue el anuncio de REI, tienda especializada en equipo para actividades al aire libre. Dijo que cerrará sus puertas durante estas fechas.

Su idea es promocionar el estar en exteriores y no en otras tiendas. Piden a sus clientes que hagan sus actividades favoritas durante Black Friday y usen el hashtag de Twitter #OptOutside. Sin duda una movida controversial, pero que coincide a la perfección con su modelo de negocios.

Resta ver qué sucederá en ambos países las próximas semanas. Esperemos ambas economías se vean beneficiadas.

Redacción Círculo Marketing

Comentarios

Deja un Comentario

Tu Comentario (Requerido)

Nombre (Requerido)

Email (Requerido)

Website

Mostrar botones
Ocultar botones