Tecnología Militar Para Todos

  • Sin Comentarios
  • 1470
  • 0
Tecnología Militar Para Todos

Los conflictos son parte de la naturaleza humana. Es más, casi todas las especies de mamíferos tienen conflictos de algún tipo. Ya sea por territorio, comida, apareamiento o liderazgo de un grupo, hay constantes omentos de tensión y agresión entre ellos. Asimismo, como miembros de una especie similar, no hemos logrado escapar de esta tendencia impulsada por instintos.

Asimismo, las guerras son actividades de este tipo en una escala mucho mayor. Los antropólogos han debatido mucho sobre la demostración de violencia organizada y su relación con la civilización. Algo que es cierto es que la tecnología contribuye a estas expresiones y la civilización se relaciona con que los conflictos se organicen de maneras complejas. Las motivaciones también lo son, ya que no se limitan a lo individual, sino a grupos y pueblos enteros.

A través de la historia, los motivos han incluido más allá de la protección de un grupo la búsqueda de territorio. Conflictos personales, ideológicos y religiosos han sido los detonantes para muchas guerras. Esto sin olvidar el ejercicio del poder como una de las causantes más grandes. Incluso el logro personal hizo a algunos conquistadores buscar dominar el mundo conocido en su momento, como lo fue Alejandro Magno.

Sin embargo, como mencionamos antes, la tecnología es un factor decisivo para la guerra. Muchas ocasiones, quienes contaban con mejores avances, han logrado la victoria, aunque no era la única causante de que un bando resultara derrotado y otro ganador. Lo que es cierto es que debido a su importancia, muchas civilizaciones se percataron de la importancia de fomentar el avance tecnológico para mejorar sus oportunidades en las guerras futuras.

Esto no es ajeno a la actualidad. Si bien la razón y el avance de la civilización (sus leyes, costumbres y en general la cultura de cada una) lleva, idealmente, a la paz, aceptación y resolución no violenta de diferencias. No obstante aún somos una especie relativamente joven y como tal tenemos mucho que madurar. Hoy en día hay muchas tecnologías que utilizamos día con día, que nos parecen lo más habituales y parte lógica del camino evolutivo de avances anteriores.

Por ejemplo, hacemos uso de sitios de redes sociales en línea todos los días. Ya sea por trabajo o gusto personal, nos permiten compartir y consumir información fácilmente. El internet parecía ser el avance lógico ante las comunicaciones al incorporar la naturaleza de las redes humanas. La realidad es que el origen de la red de redes se encuentra en actividades bélicas.

En este caso específico, la amenaza de una guerra nuclear entre EUA y la entonces URSS obligó a los primeros a desarrollar una forma de comunicación que permitiera compartir información entre múltiples ciudades. Era imprescindible contar con múltiples canales de comunicación en caso de que se bombardearan ciudades. Así es que fue creado internet: como una red en la que cada nodo se comunicaba con varios otros y en caso de desaparecer, los demás no perderían comunicación entre ellos.

Lo que le debemos a la tecnología militar

Pero a pesar de ser el ejemplo más reciente y popular entre nosotros, no es el único invento derivado de la investigación con fines militares. Hay más cosas de las que hacemos uso como parte de nuestra rutina, que tienen orígenes desastrosos. Sin duda, así como somos capaces de lograr horrores tremendos, también hemos alcanzado cierta madurez que nos permite aprovechar aquello que se hizo con fines destructivos, o de defensa, para la creación y mejora de la calidad de vida que llevamos.

Global Positioning System (GPS). Es maravilloso encender un smartphone, acceder a Google Maps, Waze o aplicaciones similares y saber dónde estamos en el momento, a dónde queremos llegar, y la ruta más conveniente para hacerlo. De la misma forma es muy cómodo aprovechar Uber o Cabify para solicitar que nos recojan en un lugar determinado y nos lleven a un sitio específico, aun y cuando tanto nosotros y quien esté al volante no sepan cómo llegar.

Esta tecnología la debemos a la necesidad de los militares por tener sistemas de navegación acertados y útiles sin que éstos se vieran afectados por el clima. La respuesta se encontraba en usar satélites desde la órbita, para rastrear y transmitir posiciones. Actualmente el gobierno de EUA tiene entre 24 y 31 satélites de GPS activos en todo momento, de acuerdo con su sitio oficial, los cuales ayudan a más países.

El resto se cuenta solo y hoy en día disfrutamos de ello todos nosotros, tanto para dirigir nuestros pasos, como para rastrear a nuestros hijos. Su avance ha sido muy veloz y aún presentará mejoras. Todavía en 2009 y 2012 hubo incidentes en los que las indicaciones de estos sistemas llevaron a personas a lugares muy peculiares y alejados de su destino, según la BBC.

Cámaras digitales. Los esfuerzos militares no son nada sin información. Como todo en nuestra civilización, realmente. El espionaje ha sido motivo de historias fascinantes, tanto en la realidad como en la ficción. También le debemos a ello momentos de tensión como la crisis de los misiles nucleares en Cuba, uno de los fragmentos conocidos más cercanos a una guerra nuclear entre EUA y la URSS. Estos misiles fueron descubiertos por fotografías tomadas desde aviones estadounidenses que sobrevolaban Cuba. De la misma forma los drones empezaron con funciones similares y ahora facilitan tareas como el periodismo y pronto la entrega de mercancía.

¿Cómo tomar fotografías de territorio enemigo tan grande como la URSS? Con satélites. Sin embargo recuperar película fotográfica de un satélite no era sencillo, por lo que eventualmente se desarrolló la primera técnica de fotografía digital. Así, justo como con el GPS, se podía transmitir la imagen por ondas de radio y decodificar en tierra, sin necesidad de un rollo por revelar que fuera expuesto a la entrada a la atmósfera y la radiación del espacio.

Hoy en día un smartphone y una cámara digital profesional pueden tomar fotografías de la más alta calidad gracias a los esfuerzos de espionaje de la Guerra Fría. Las marcas más importantes están esforzándose por mejorar la calidad óptica, la velocidad de procesamiento y la sensibilidad de los sensores (valga la redundancia), de acuerdo con entrevistas hechas por la Digital School Photography.

Microondas. La época actual se distingue por el uso de estas pequeñas ondas. A pesar de ser descritas teóricamente por James Clerk Maxwell en el siglo XIX, no fue sino hasta mediados del XX que se descubrieron prácticamente. Su producción requiere más avance que las de ondas de radio como las usadas hasta ese momento para comunicaciones. Eventualmente se lograron producir y ahora más allá de una comodidad del siglo XXI, más bien dependemos de ellas. Tanto así que Gizmodo publicó cómo se vería el mundo si pudiéramos observar estas señales.

Las microondas no son sólo usadas en los hornos para calentar de manera rápida ciertos alimentos. Dentro de esta categoría de ondas electromagnéticas también recaen las que utilizan las redes celulares desde la primera generación, hasta la actual. También las conexiones inalámbricas caseras entre aparatos y enrutadores usan microondas, así como las señales de radio y televisión digital que son actualmente la norma.

Lo que la tecnología militar depara en el futuro próximo

Lo anterior es tan sólo una muestra de la tecnología que actualmente damos por sentado y que inicialmente eran secretos tecnológicos para dar ventaja a algún bando en caso de que pasara el peor escenario. En general la era digital se ve beneficiada por la tecnología desarrollada durante la segunda mitad del siglo XX.

A pesar de ello, lo más emocionante es lo que está por venir. Tecnología que permite mayor eficiencia en todos los aspectos de la actividad humana. Desde mejoras en la medicina, que ofrezcan mejores diagnósticos, tratamientos y calidad de vida, así como formas de comunicación, transporte y hasta entretenimiento, que parezcan sacadas de la ciencia ficción.

Exoesqueletos. La creación del soldado perfecto ha sido siempre motivo de dilemas éticos y morales, así como material para historias de ficción. Sin embargo, parte de esta búsqueda beneficiará a más personas en el futuro. Alrededor del mundo se ha buscado crear exoesqueletos que permitan a una persona aumentar sus capacidades, tanto su fuerza y resistencia, como protección al cuerpo e incluso proveerle de habilidades sobrehumanas. Basta con que avancen lo suficiente, para que sean una alternativa para personas que, por diversas causas, hayan perdido la movilidad de alguna(s) extremidad(es) o tengan alguna discapacidad motriz.

Telepatía y Telekinesis. Consideradas habilidades sobrehumanas que forman parte de muchos mitos, están cerca de ser realidad. La telepatía es la capacidad (hasta ahora supuesta) de comunicarse por medio de ideas transmitidas mentalmente. La telekinesis se trata de mover objetos con la mente o fuerza de voluntad, sin tocarlos.

El Departamento de Defensa de EUA está investigando tecnología más efectiva para interpretar señales cerebrales e implantes para este órgano. Ambas permitirían esta forma de comunicación: un dispositivo traduciría lo que pensamos o queremos y lo transmitiría a otras personas (telepatía) o a objetos (telekinesis) con un receptor similar, de acuerdo con el International Business Times. El Internet de las cosas podría terminar por incluirnos también.

Las posibilidades para personas incapacitadas por accidentes son enormes, pues existe la oportunidad de mover nuevamente brazos o piernas como si fueran objetos, a pesar de daño en los nervios. También se investiga la manera de mejorar o recuperar memorias, según la información de Extreme Tech sobre DARPA.

En general el futuro parece estar enfocado en mejorar nuestras propias capacidades mediante la manipulación voluntaria de nuestros cuerpos. Sin duda el futuro será asombroso y, al mismo tiempo, debemos ser responsables de nuestras propias creaciones, como nos enseñó Mary Shelley.

Redacción Círculo Marketing

Comentarios

Deja un Comentario

Tu Comentario (Requerido)

Nombre (Requerido)

Email (Requerido)

Website

CAPTCHA
Change the CAPTCHA codeSpeak the CAPTCHA code
 

Mostrar botones
Ocultar botones