Cloud Computing: Los beneficios para tu empresa

  • Sin Comentarios
  • 2535
  • 2

El termino cloud computing no es nuevo, de hecho fue acuñado desde la llegada de los mainframes al entorno académico y corporativo, en los años 50´s. En 1960 John McCarthy opinó que “algún día la computación podría ser organizada como un servicio público”.

La era del internet a partir de 1990 ofreció una plataforma adecuada para llevar el concepto a la realidad. Y en el 2000, después de la burbuja de las punto com, Amazon jugó un rol clave al modernizar sus data centers y ofrecer servicios cloud a clientes externos. A partir de entonces, hemos atestiguado la proliferación de proveedores de servicios cloud de muy variada índole.

Cloud computing, dejo de ser un tema propio de científicos y académicos para convertirse en un tópico de negocios. De hecho se ha perfilado como una de las tendencias tecnológicas de mayor impacto en los negocios.

¿Qué dicen los analistas?

“La inversión en la nube, incluyendo servicios en la nube y la tecnología para permitir a estos servicios, se disparará un 25% en 2014, llegando a más de $ 100B.” (IDC, 2014)

“Los mercados emergentes volverán a un crecimiento de dos dígitos, conduciendo casi $ 740B o el 35% de los ingresos de TI en todo el mundo y, por primera vez, más del 60% del crecimiento del gasto en TI en todo el mundo”. (IDC, 2014)

“La convergencia de cuatro poderosas fuerzas: social, móvil, la nube e información, continúa impulsando el cambio y crea nuevas oportunidades”. (Gartner, 2014)

Los analistas coinciden en predecir el importante nivel de adopción del cómputo en la nube.

En Latinoamérica, uno de los mercados emergentes claves en la inversión de TI, la adopción será acelerada y en consecuencia se crea una importante oportunidad de negocios.

¿Estás preparado para tomar ventaja de esta tendencia?

Comencemos por repasar algunos términos que se harán cada vez más comunes:

El cómputo en nube es una nueva forma de adquirir y consumir software y servicios de TI.

En el modelo de la nube, en lugar de pagar importantes cantidades de dinero por adelantado por el software, servidores, infraestructura de red, etc, las empresas solo deben especificar sus necesidades de TI y el proveedor será responsable de cubrirlas, ofreciendo el poder de procesamiento, almacenamiento, aplicaciones y demás recursos necesarios, a través de un contrato de pago por uso (pay-per-use).

Esto es posible gracias a la virtualización de los recursos, la automatización de procesos y la estandarización de las tareas de manera que se pueden ofrecer como servicios fáciles de usar sobre una base en-demanda (on-demand).

De esta forma las empresas sólo pagan por la cantidad de servicios de TI que consume en cualquier punto dado del tiempo. Es decir, no hay gastos de capital (capital expenditure – CaPex). La reducción del TCO (Costo Total de Pertenencia), motiva a las empresas a moverse a un modelo OpEx, –el gasto operacional por sus siglas en inglés (operational expenditure)–, intrínseco del cómputo en la nube.

Cada vez más empresas estarán interesadas en adoptar este modelo dadas las facilidades y ventajas que otorga:

1) Menor costo en Infraestructura: una organización ya no debe asumir los costos asociados a crear y mantener su propio Data Center, ni requiere de contratar y retener personal calificado para dicho fin.

2) Servicio siempre disponible: tampoco requiere manejar por sí mismo caídas de los servidores, problemas de conectividad, y demás retos comunes para garantizar la disponibilidad de sus servicios de TI. El proveedor del servicio se vale de estrategias de distribución de información, redundancia de datos, virtualización, entre otras para garantizar el más alto nivel de disponibilidad de los servicios.

3) Acceso desde cualquier ubicación: Los usuarios pueden acceder a los servicios en la nube desde cualquier lugar y momento con sólo tener conexión a internet y un dispositivo móvil.

4) Flexibilidad y agilidad: los servicios en la nube pueden adaptase con facilidad a la arquitectura de la empresa, crecer su capacidad de forma ilimitada, ofrecer actualización continua de tecnología con tiempo de implementación muy cortos.

5) Seguridad: los proveedores de servicios en la nube pueden ofrecer diferentes niveles de seguridad, adecuados a las necesidades de cada cliente. Este suele ser uno de los puntos de preocupación, así que asegúrate de conocer a detalle las características de los niveles de seguridad que ofrece tu empresa y resalta esta fortaleza en tu comunicación a clientes y prospectos.

Además de los evidentes beneficios financieros, es importante considerar que el modelo on-demand permite a las empresas mayor agilidad en la adopción tecnología, y en consecuencia incrementará su capacidad de innovación.

 

***Maricela Landa es Channel Demand Generation Director en SAP.

@Maricela-Landa | MLandaBlog | TweetsByMLanda

 

 

Comentarios

Deja un Comentario

Tu Comentario (Requerido)

Nombre (Requerido)

Email (Requerido)

Website

Mostrar botones
Ocultar botones