Ronaldinho ¿salió caro?

  • Sin Comentarios
  • 2160

Para nadie resulta una sorpresa decir los caudales de dinero que general fútbol nacional, el pasado mes de mayo Grupo Imagen adquirió al equipo de Gallos Blancos del Querétaro por una suma no revelada; solo imagina: antes de la llegada de Ronaldinho, la plantilla de jugadores contratados alcanzó el pasado mes de junio los 16 millones de euros (20MUSD), ¿cuánto habrá costado el equipo?

Y aunque el Gallos Blancos no pagó nada por el fichaje de Ronaldo de Assis Moreira (su nombre real), se dice que el contrato por dos años del astro brasileño es de 2 millones de dólares de sueldo anual, es decir $26,600,000 de pesos mexicanos. La industria del fútbol en México, no es una pobre, nos queda claro.

Lo interesante es la mezcla de los diferentes componentes que están ocasionando, que si bien puede asumirse como una contratación elevada para un equipo no muy popular, una generación de valor de mercado que pone al equipo en otra dimensión, y adicional un efecto positivo en todo su ecosistema.

Imaginar que el equipo fue declarado prácticamente en banca rota hace unos años, que incluso hace menos de 6 meses estaba administrado por el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), porque el anterior dueño utilizó las ganancias ilícitas del caso Oceanografía para su compra, y hoy ha ocupado todo el mes de septiembre las primeras planas deportivas, es en sí toda una proeza, digna de un caso de estudio.

El halo positivo de Ronaldinho se extiende (y se extenderá) en venta de boletaje, no sólo beneficiando a Gallos Blancos y el Estadio Corregidora, construido para el Mundial México 86, sino en todas las plazas que toque el equipo durante el torneo – incluso generando un sobreprecio al boleto de hasta un 100%, (como ya ha ocurrido).

En la venta de playeras de la marca Pirma, única mexicana en la Liga MX (el 78% de los uniformes de la Liga son extranjeras); y qué decir de los patrocinadores, entre los más conocidos Tecate y Coca – Cola, hasta incluso una inmobiliaria llamada Grupo Cadi que están teniendo hoy una “sobreexposición” más allá de lo esperado. Y si a eso le sumamos posibles derechos de exclusividad para la cobertura mediática de los partidos, Grupo Imagen ha hecho el negocio de su vida.

Y no sólo eso, está dando una lección a sus coterráneos llámese Televisa, Tv Azteca y Carlos Slim por mencionar algunos de cómo invertir, arriesgar y generar valor, en un “producto” que hace un año nadie hubieran imaginado.

Ronaldinho en el 2007 llegó a su máximo valor, 80 millones de euros con el Barcelona, y 7 años después podemos responder a la pregunta ¿salió caro? En el fútbol como en los negocios, lo que importa es que “la pelota siga rodando”.

 ***Mauricio Martínez es Industry Marketing Manager en SAP México.

@maumarti

 

*Foto para usos ilustrativos, cortesía del Club Querétaro.

Comentarios

Deja un Comentario

Tu Comentario (Requerido)

Nombre (Requerido)

Email (Requerido)

Website

Mostrar botones
Ocultar botones