Más Ventas, Mejor Marketing

  • Sin Comentarios
  • 1963
  • 1
Más Ventas Mejor Marketing

Las herramientas que ayudan a las áreas de ventas y de marketing, a cumplir con sus objetivos, suelen ser similares. Ambos departamentos trabajan con el fin último de generar audiencias cautivas que compren aquello que el negocio ofrece. Y lo ideal es que este comportamiento se repita en múltiples ocasiones.

En el sentido más clásico, marketing debe alcanzar a la mayor cantidad de prospectos posibles. Esto mediante diversos canales y con comunicación diseñada específicamente para cada audiencia. Por su lado, ventas ha de hacer lo que su nombre indica: lograr que esas personas que marketing atrajo con sus campañas, compren los productos o servicios ofrecidos.

Dicen que ningún plan sobrevive a la prueba de la realidad. En la práctica, aun hace varias décadas, estas áreas nunca han funcionado tan independientes una de la otra. En teoría sólo están vinculadas por los objetivos de la compañía. En la realidad, las une algo más importante: los clientes. Esa gente a quienes las campañas van dirigidas y a quienes el área de ventas seduce poco a poco.

Es más, tanto ventas como marketing tienen una misión más bien unificada. Ninguno puede (o no debería) decidir ofertas, descuentos, u otras promociones, sin colaborar con el otro. En esta época, el liderazgo de ambas áreas debe enfocarse en su vínculo: la gente. Tanto interna como externamente, ellos deben ser el enfoque principal del negocio.

Por un lado, al interior de la organización es común que los trabajadores cuenten con herramientas que no son ‘oficiales’, o autorizadas por el área de TI. Sin embargo, pueden agilizar las tareas. Esto remarca cuán conveniente es conocer las necesidades de todos los miembros de una empresa. Del otro lado se encuentran los consumidores, quienes hoy en día toman sus decisiones de compra por su parte, sin seguir forzosamente el camino que le ha trazado marketing o ventas. Se espera que para 2020 realicen el 85% de su relación con las marcas, sin tener contacto con un humano, según la agencia Main Street Host.

Esta es la razón principal por la que ciertas herramientas convienen más que otras. Utilizar la tecnología de manera coordinada, puede significar el mejor resultado para ambos departamentos. Así se logrará que la información esté compartida, los esfuerzos no se anulen mutuamente, y se brinde la mejor experiencia posible a los clientes.

Por ejemplo, automatizar correos electrónicos con una herramienta que ayude a enviar contenido relevante a cada persona, puede aumentar el tráfico hasta 18 veces, de acuerdo con Forbes. Estas soluciones, o sus similares, sirven tanto a empresas grandes y establecidas desde hace mucho, como a las más jóvenes. Todo se trata de innovar y adaptarse día con día a las exigencias del mercado.

En el nivel más básico se debe contar con un CRM, un administrador de redes sociales y una forma de rastreo del comportamiento en línea de tus visitantes, como lo es Google Analytics. Las decisiones acerca de las que se adoptarán deben de tomarse de manera coordinada. Lo importante es saber qué se necesita. Entre los mejores beneficios de automatizar funciones de marketing se encuentra una mejor gestión de leads, según el 86% de encuestados, como reporta eMarketer.

Redacción Círculo Marketing

Comentarios

Deja un Comentario

Tu Comentario (Requerido)

Nombre (Requerido)

Email (Requerido)

Website

Mostrar botones
Ocultar botones